Ucrania y Georgia: entre la Europa ampliada y la nueva geopolítica rusa

Autor: Rubén Ruiz Calleja

Ucrania y Georgia, dos estados que se debaten entre mirar hacia Occidente o al Este, son de interés para la Unión Europea, para Rusia y para Estados Unidos. Kiev y Tbilisi todavía no han escrito su futuro, pero podríamos analizar algunas tendencias atendiendo a la geopolítica actual de la región. ¿Avanzarán Ucrania y Georgia hacia la integración europea?, ¿seguirán bajo la influencia rusa?, ¿escogerán mantenerse neutrales o, quizás, bajo influencia de Estados Unidos?

Ucrania, desde su independencia en 1991, ha desarrollado sus relaciones con la Unión Europea pero, al mismo tiempo, Kiev no ha descuidado sus relaciones con Rusia. Para el presidente del país, Viktor Yanukovich, el acercamiento de Ucrania a la Unión Europea, con vistas hacia una posible adhesión en el futuro, representa una de las prioridades más importantes del país en política exterior. Sin embargo, Kiev, ante tal objetivo, sentirá la presión de Moscú, que tratará de impedir un acercamiento de Ucrania hacia la UE aprovechando la alta dependencia económica de Rusia.

Ucrania y Georgia

El futuro de Georgia en la Unión Europea podría depender de la posible adhesión de Turquía. La geografía es un factor fundamental para la cohesión de un estado, y teniendo en cuenta que la UE es más que una simple organización internacional, no es probable contar con un “satélite europeo” en el Cáucaso sin fronteras con otros estados miembros. Asimismo, la situación geopolítica de Georgia es fundamental para Estados Unidos. Cabe comparar lo que Israel significa para EEUU en Oriente Medio con la importancia de Georgia en el Cáucaso. En ambos casos, la ambición estadounidense se basa en tratar de evitar la influencia rusa en la región, no sólo por razones geopolíticas, sino también por intereses económicos y de seguridad. En el caso de que Georgia intensificara sus relaciones bilaterales con Estados Unidos para hacer frente a Rusia, esto podría alejar a Georgia de sus aspiraciones de acercarse a la UE y, paradójicamente, Rusia contaría con una mayor influencia sobre Georgia que si Tbilisi diera pasos hacia Europa.

Rusia ha seguido oponiéndose a las posiciones y acciones occidentales tras la Guerra Fría. Una de éstas es la posible adhesión de Ucrania y Georgia a la OTAN, visto por Moscú como una amenaza a sus intereses nacionales, es decir, la pérdida de influencia y hegemonía sobre antiguas repúblicas soviéticas. Mantener esta influencia es, por tanto, una prioridad rusa de su política exterior. Estados Unidos siempre ha considerado que la oposición rusa a las políticas occidentales estaba determinada por razones psicológicas, derivadas de la humillación tras la pérdida de poder e influencia de Rusia tras la desintegración de la Unión Soviética. Este sentimiento de humillación y de sentirse infravalorado en la nueva escena internacional, fue lo que alimentó la retórica nacionalista que llevó a Putin al Kremlin en el año 2000. Washington, al considerar que son las razones psicológicas las que más pesan en la nueva política rusa, trata de convencer a Moscú que no le queda otra opción que aceptar el sistema internacional que comenzó a cambiar en 1989. Sin embargo, no son sólo motivos psicológicos los que llevan a Moscú a tomar medidas que causan hostilidad en Estados Unidos o Europa, sino también la defensa de los intereses nacionales de Rusia, es decir, mantener su influencia en su periferia, en antiguas repúblicas soviéticas, con el fin de protegerse frente a cualquier amenaza que llegue del exterior. Ucrania y Georgia pertenecen a este “anillo de estados” que dibujan la frontera rusa, y para Moscú es crucial mantener “estados amigos” en su vecindad, objetivo no siempre cumplido por el Kremlin.

UE – Rusia

A medio y largo plazo, es probable que la Unión Europea cuente con más influencia sobre Ucrania y Georgia que Rusia. Moscú seguirá dependiendo principalmente de los ingresos europeos por la exportación de gas, y la proximidad geográfica debería hacer ver a Moscú que es necesaria una mayor cooperación política, económica y de seguridad con la UE. El hecho de que la frontera de la UE o de la Alianza Atlántica se acerque a Rusia, a través de Georgia y de Ucrania, no debería verse desde Moscú como una amenaza a su soberanía o a sus intereses nacionales, sino como una oportunidad para reforzar las relaciones bilaterales conla UE.

En conclusión, cabe afirmar que las reformas en Rusia no vendrán de la ayuda de Estados Unidos, sino a través de una cooperación más estrecha con la UE. Esta cooperación podría comenzar con Ucrania y Georgia, mediante un diálogo acerca de las intenciones y de las posibilidades reales del futuro de ambos estados. Si Kiev y Tbilisi se acercan a la UE, Bruselas podría intensificar sus relaciones con Rusia, especialmente en términos de política de seguridad y defensa.

Las ventajas geopolíticas de Europa obligarán a Rusia a necesitar el apoyo europeo, sobre todo en materia política, económica y de seguridad. Desde Estados Unidos, Washington tendrá que admitir quela UE está situada en el mejor lugar para asumir el liderazgo en el proceso de transición de Rusia hacia la democracia y en la renovación de las relaciones de Moscú con Occidente. Por tanto, si Ucrania y Georgia llevan a cabo las reformas necesarias y avanzan hacia la Unión Europea, Rusia, debido a su dependencia de Europa, se verá obligada a moderar su posición hacia ambos estados, y Kiev y Tbilisi podrán decidir libremente su futuro.

About these ads

Acerca de Rubén Ruiz Calleja

Alumnus of the College of Europe (Natolin) - Marie Skłodowska- Curie Promotion 2011-2012.
Esta entrada fue publicada en Internacional, Seguridad y Defensa, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ucrania y Georgia: entre la Europa ampliada y la nueva geopolítica rusa

  1. Charles dijo:

    Me gusta el articulo, y si que se deberia dar menos presion a ambos paises para decidir su futuro, pero creo que parece que asi Rusia se haria “sumizo” ante EU y deberia mantenerse fuerte y no caer en sus intereses aunque si cooperar mas y ser mas armoniosos

  2. Oscar Villar dijo:

    Ucrania y Georgia, desgraciadamente, más que entre una Europa ampliada y la nueva geopolítica rusa, fueron colocados por sus dirigentes neoliberales subordinados y a merced de las perores políticas de los Estados Unidos de América. Eso es un hecho que solo los ciegos no pueden percibir.
    De la misma manera, ese mismo Estados Unidos de América está arrastrando a sus “aliados” a un abismo de consecuencias impredecibles, es por ello lógico que Rusia se apreste a protegerse y es lamentable que Europa, sobre todo, la Europa de la UE no haga lo mismo y cada vez aparezca más subordinada y comprometida con esos planes norteamericanos que conducen al mundo a un atolladero, sin lugar a dudas.
    Eso es lo que explica algunas reticencias de Moscú a volcarse a una mayor cooperación continental (o mejor dicho, peninsular). En la capital rusa saben perfectamente que Europa occidental es un territorio ocupado por bases militares norteamericanas y supeditado a la política de Washington por medio de la OTAN y se protege.
    Sin embargo, estoy seguro de que si un día los pueblos de los 27 le dicen a sus oligarquías lo mismo que e dijeron los argentinos a sus neoliberales: ¡Que se vayan todos!, sacan las bases estadounidenses de Europa, disuelven la OTAN o al menos su participación en las aventuras bélicas imperialistas que hoy realiza y se proponen a hacer verdad su discurso de libertad, derechos humanos, etc., entonces todo será diferente.
    ¿Habrá valor en Europa para ello?; ¿Podrán los europeos por si mismos sin tan oneroso tutelaje?. ¡Eso está por ver!

  3. Rubén Ruiz dijo:

    En primer lugar, Rusia y Europa comparten una interdependencia comercial. Europa, sobre todo el Este, depende en gran parte del suministro energético ruso, mientras que Rusia necesita, por tanto, al mercado europeo. Tanto la UE como Rusia son dos grandes potencia y no existe subordinación de una a la otra ni tiene por qué haberla.
    Es evidente el interés que Ucrania y Georgia han suscitado y lo siguen haciendo para Estados Unidos, sobre todo por motivos de seguridad y en un escenario post-guerra fría. No es un secreto que tras la disolución de la Unión Soviética, ambos Estados quieran acercarse a Europa como lo han hecho otros países de Europa del Este. Ucrania y Georgia no son una excepción y sus gobiernos manifiestan abiertamente sus intenciones de acercamiento a Europa. Ambos países entran en la Política Europea de Vecindad y forman parte del Partenariado Oriental. El Presidente Yanukovych ha declarado que Europa es una prioridad de la política exterior ucraniana, a la vez que la mejora de las relaciones con Rusia. Y el presidente Saakashvili siempre ha defendido una integración de Georgia en Europa. A pesar de que el nuevo primer ministro Ivanishvili es considerado cercano a Rusia, no es probable que desde el gobierno se descuiden las relaciones con Estados Unidos ni con Europea, no sólo por interés nacional, sino también porque la coalición del partido de Ivanishvili está integrada por partidos de distintas ideologías, y entre ellos pro-occidentales. Las elecciones presidenciales en Georgia en octubre de 2013 serán otra ocasión para poder analizar con una visión más clara el futuro a corto plazo del país caucásico.
    La libertad de decidir hacia dónde quieren caminar Ucrania y Georgia es fundamental, y desde sus capitales debe estudiarse no cuál es el interés rápido que se puede aprovechar, sino los beneficios y el bienestar a largo plazo. La Unión Europea, si Kiev y Tbilisi lo desean, estará en condiciones de ofrecerles un futuro no para Europa, sino con Europa y en Europa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s