El poder político de las redes sociales

Autor: Rubén Ruiz Calleja

¿Hasta dónde llega hoy en día el poder de las redes sociales? ¿Qué relación tienen Facebook, Twitter o YouTube, entre otros, con la caída, por ejemplo, de Mubarak en Egipto o de Ben Ali en Túnez, y con el resto de revueltas en países árabes?

Redes sociales

 El mundo ha cambiado de tal forma que Internet, uno de los protagonistas de este nuevo mundo de la globalización, ha abierto las puertas a la información y a la comunicación de manera instantánea con cualquier rincón del mundo. La apertura a este nuevo mundo interactivo ha dado lugar ala necesidad de conectar a las personas mediante estos nuevos medios, y la alta tecnología ha posibilitado que las opciones sean numerosas para ese intercambio instantáneo de información.

Afirmar que la emisión de la información proviene de los tradicionales medios de comunicación (televisión, periódicos y radio) ya no es del todo cierto. Las personas, gracias a Internet, y por extensión, a las redes sociales, hemos pasado de ser sólo receptores de una información que nos venía dada, a convertirnos en receptores, transmisores y creadores de información. Las revoluciones que están teniendo lugar en el mundo árabe están siendo la prueba de ello. Grupos en Facebook instando a la población a unirse para protestar contra regímenes autocráticos, mensajes por Twitter aportando información in situ al instante, o vídeos colgados en YouTube por cualquier ciudadano para mostrar al mundo lo que está ocurriendo en su país, es una muestra del poder que hemos adquirido los ciudadanos con la Red y del poder político que también conlleva. Los dictadores ya no pueden ocultar frente al exterior sus atrocidades hacia su propia población. Ya no les sirve censurar sus canales de televisión gubernamentales para hacer ver al mundo algo diferente a lo que de verdad ocurre. Ya no pueden detener la rápida organización de la población de una ciudad, de un país o, incluso, de varios países al mismo tiempo, deseosa de mejoras económicas, derechos y libertades. Y, por tanto, ya no pueden escoger la información que desean para mostrar al mundo la falsa realidad de sus regímenes despóticos y corruptos.

Globalización

El uso de Internet ha dado la posibilidad a la población, de estos países árabes en este caso, la posibilidad de acceder a culturas y modos de vida diferentes, antes desconocidos para gran parte de la población. La información que circula por Internet, por las redes sociales, no son causa directa de estas revoluciones, pero sí que dan pie a la reflexión ciudadana, a la puesta en común de esas reflexiones e ideas con otras personas en situación similar y que, unidos, sí que puede dar un paso más y salir a la calle para pedir una vida digna.

Los autócratas que ya han caído, y los que caerán próximamente, han sido víctimas de este nuevo poder de la sociedad. Conocen perfectamente el poder político que estos medios dan a la población. Muestra de ello es la prisa por cortar el acceso a estas páginas, o a la Red en general, además de imposibilitar las comunicaciones por teléfonos móvil para evitar la rápida propagación de las convocatorias de manifestaciones contra los distintos regímenes. Sin embargo, estas medidas no hacen sino confirmar el inaceptable modus operandi de estos dictadores y acelerar su rápida caída del poder.

El mundo de hoy es global, y la globalización de los medios de comunicación, la interconexión instantánea entre pueblos, entre ciudades, entre países y entre continentes, han hecho inútiles la censura y la represión, y han dado voz, libertad, poder y un gran peso político a los ciudadanos, que tienen hoy una mayor capacidad para perseguir y luchar pacíficamente por sus ideales.

Anuncios

Acerca de Rubén Ruiz Calleja

Alumnus of the College of Europe (Natolin) - Marie Skłodowska- Curie Promotion 2011-2012.
Esta entrada fue publicada en Internacional. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El poder político de las redes sociales

  1. Millan dijo:

    Totalmente de acuerdo Rubén. Lo que me llama la atención es que ese proceso no se ha vivido en los países “desarrollados”. En principio, las acciones reivindicativas (firmas, etc.) han aumentado porque es más fácil, pero las manifestaciones en la calle y defiendo los derechos no sé ven, incluso cuando pueden estar mejor organizadas.

    Podríamos hacer dos supuestos: que en Europa nos hemos acomodado demasiado y ya no peleamos por nada; o que en los países árabes existía ya un run-run e internet ha sido la pólvora, y que aquí ese run-run no es tan acuciante, como para que salte tan rápido como en aquellos países.

    Ánimo con tu blog!! Te seguiré

    • Rubén R. dijo:

      Gracias por el comentario, Millán.
      En Europa nos hemos acomodado porque, afortunadamente, no tenemos que salir a la calle a protestar contra regímenes despóticos con dirigentes que permanecen en el poder dos, tres o cuatro décadas reprimiendo cualquier intento de revuelta popular. La causa más importante por la que se han levantado los tunecinos, egipcios, libios… es la pésima situación económica en la que se encuentran. Las clases bajas de estos países, a las que corresponde un número elevado de la población, no pueden soportar más las subidas del precio de los alimentos básicos, mientras sus salarios permanecen muy bajos. La desesperada situación en la que se encuentran les obliga a salir a la calle, ya que no tienen nada que perder, arriesgando muchas veces sus vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s