¿Crisis del euro?

Autor: Rubén Ruiz Calleja

Muchos piensan que el euro no es una divisa lo suficientemente fuerte y que puede desaparecer ante la actual crisis financiera. El euro no va a desaparecer. Es habitual ver el continuo ataque por parte de las agencias de calificación de deuda (prácticamente todas ellas estadounidenses), o bien, por los círculos académicos o políticos de los Estados Unidos. Sin embargo, el ataque que se suele hacer a la divisa europea desde EEUU no es, precisamente, por la “debilidad” del euro, sino por todo lo contrario. Saben que el euro es una moneda fuerte, que está compitiendo directamente con el dólar, y que muchos países no comunitarios la están contemplando como posible moneda de reserva. El euro ya ha sustituido al dólar en muchas transacciones comerciales que antes se realizaban en dólares. Además, según las previsiones del Banco Mundial, hacia 2025 no será ya sólo el dólar la única moneda de reserva internacional, sino que esta divisa estará acompañada por el euro y el renminbi.

Actualmente, EEUU es un país mucho más endeudado que la UE. Las reservas que tiene China de dólares americanos son muy significativas y el déficit comercial norteamericano es mayor que el europeo.

Euros

Los altibajos en las primas de riesgo de Grecia, Portugal, Irlanda, España o Italia, son fijados por las agencias de calificación, prácticamente todas norteamericanas, como ya he enunciado antes, y que evidentemente, favorecen los intereses de EEUU, del dólar y de la Reserva Federal. No debería olvidarse que estas agencias de calificación fueron condenadas por todos gobiernos del G20. Por tanto, hasta que la Unión Europea no cuente con una autoridad de este tipo, desde EEUU se podrán seguir provocando crisis del euro en el momento que interese, aprovechándose de la ausencia de una autoridad económica europea común, y con el fin de mantener cierta “tensión financiera” en Europa. No hay más que ver que, en primer lugar estalló la crisis en Grecia. Cuando se aprobó el primer rescate, se sintió la crisis a Irlanda, y a continuación, en Portugal (siempre con rumores de que España e Italia podrían necesitar igualmente ayudas económicas). Tras el rescate a Portugal, se necesitó un segundo para Grecia. Y más tarde, se elevó el riesgo en el caso de Italia e incluso de España. Por tanto, no es difícil percibir que desde EEUU se intenta mantener el euro en “crisis” para que los países terceros confíen de nuevo en el dólar, en detrimento de la divisa europea.

La UE siempre ha resurgido de las crisis durante su corta historia, y no sólo en materia económica. Ésta no será una excepción. El euro saldrá fortalecido de esta crisis. ¿Qué es lo que necesita entonces la Unión Europea? La UE se adelantó a una unión económica y fiscal mediante la creación de una unión monetaria. Se creó una moneda común sin tener una política económica común. Ahora es el momento de poner los cimientos de esa unión monetaria mediante una unión económica y fiscal sólida en la que se pueda asentar el euro, con la creación de un Ministerio de finanzas europeo, un Tesoro europeo y con la posibilidad de emitir bonos de deuda europeos. Y para todo ello, lo necesario es que los gobiernos europeos tengan la voluntad política de ceder más competencias a la UE. Ahora mismo nos encontramos a mitad de camino. La UE tiene una moneda común y un Banco Central, pero no las competencias necesarias, que todavía siguen estando en manos de los estados miembros cuando muchos de los socios europeos ya no tenemos una moneda nacional.

La solución no pasa por deshacerse de los progresos que hemos realizado hasta ahora en la UE, como haber conseguido llegar a tener una moneda común. La solución a una crisis del euro no está en deshacernos de nuestra moneda, sino en fortalecerla. La creación del euro no sólo fue una decisión económica, sino, sobre todo, política. Por tanto, necesitamos voluntad política comunitaria. La solución sólo pasa por más Europa.

Acerca de Rubén Ruiz Calleja

Alumnus of the College of Europe (Natolin) - Marie Skłodowska- Curie Promotion 2011-2012.
Esta entrada fue publicada en Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Crisis del euro?

  1. Millan dijo:

    Interesante punto de vista. Pero éste supone que hay una mano oculta detrás de este proceso, una mano que serían la Reserva Federal Americana o el propio Gobierno de USA. Y entonces, ¿las actuales dificultades que están teniendo en el Congreso para aprobar el incremento del techo de deuda en el presupuesto de EE.UU. sería una cortina de humo para evitar que se vuelva la vista hacia ellos? Por otro lado, antes de dar los pasos que planteas, ¿no habría que reducir la influencia que algunos países centrales europeos (Alemania, básicamente) tienen sobre las políticas que establece la propio UE antes de dar más poder a esos organismos paneuropeos?

    Un abrazo gordo, y sigue adelante con el blog.
    Really interesting!

  2. Rubén Ruiz dijo:

    Muy interesante el tema de Alemania. Hay que partir de la base de que Alemania está resurgiendo en términos económicos tras los inmensos gastos a los que tuvo que enfrentarse con la reunificación en 1989, y también en términos políticos tras Segunda Guerra Mundial. Parece que remontarse a 1945 parece mucho, pero realmente desde entonces había actuado bajo los recuerdos de la derrota en la guerra. Alemania ha venido siendo la locomotora de Europa en materia económica, pero no política, siendo Francia la que realmente guiaba el futuro político de la Unión. La Alemania que está resurgiendo en los últimos años, sobre todo ya en el siglo XXI, es una Alemania sin complejos, una Alemania que no se va a dejar guiar por otros y que va a intentar influir en las políticas de otros estados, así como en la propia Unión Europea. No hay más que ver que la propia Alemania y Francia incumplieron el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y no pasó nada. Además el euro está hecho a medida de Alemania y de su antiguo marco.

    Por tanto, en mi opinión, la mejor forma de restar influencia a los países con mayor capacidad de influencia es cediendo más competencias a los organismos supranacionales. Cuantas más competencias tenga la Unión Europea, menos poder de maniobra estará en manos de los estados y, por tanto, hará falta más diálogo y más acuerdos entre los socios europeos, que tendrá como consecuencia una menor imposición de ciertas políticas que benefician sólo a uno, o a pocos estados. Tenemos que dar pasos todos juntos en beneficio de todos los europeos. El euro es un proyecto común y tenemos que sacarlo adelante todos. No es fácil en momentos de crisis pensar en el beneficio de todos, y se tiende en tiempos difíciles pensar en términos nacionales, “renacionalizando” el poder y las políticas. Pero uno de los valores principales de la UE es la solidaridad y, mediante ésta, debemos seguir dando pequeños pasos hacia adelante en el proyecto europeo.

    Este tema del poder de Alemania es realmente interesante y tiene incidencia directa en la UE y en los países miembros. Merecería un artículo propio en el blog. No lo descarto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s