¿Qué futuro para la política exterior europea?

Autor: Rubén Ruiz Calleja

La Unión Europea, con tan sólo el 7% de la población mundial, produce alrededor del 25% de la riqueza del planeta, más que Estados Unidos, el doble que China y cinco veces más que India. El hecho de que la Unión Europea sea la primera potencia económica del mundo nos demuestra que la UE, cuando existe voluntad política por parte de todos los Estados miembros, puede ser y actuar como una superpotencia. Pero a Europa aún le queda pendiente algo tan fundamental como hablar con una sola voz en el exterior.

La Unión Europea, potencia internacional

La Unión Europea, potencia internacional / Servicios Audiovisuales de la Comisión Europea

¿Por qué la Unión Europea carece de protagonismo en la escena internacional? Básicamente porque existen en Europa tantas políticas exteriores como Estados tiene la Unión, pero sin una política exterior única. La UE camina marcha atrás cuando vemos cómo los Estados muestran posiciones opuestas. Europa no pudo hablar con una sola voz en las Guerras Yugoslavas a partir de 1991 por las divergencias entre franceses, británicos y alemanes, siendo fundamental el papel estadounidense. Dieciocho Estados de la UE a 25 apoyaron la intervención de Estados Unidos en Irak en 2003 (entre ellos Reino Unido, España, Italia y Polonia), frente a un eje franco-alemán que se posicionó en contra. La declaración de independencia de Kosovo no fue reconocida por cinco Estados miembros (Chipre, Eslovaquia, Grecia, España y Rumanía), frente al reconocimiento del resto de los Estados de la Unión, así como de Estados Unidos. Once Estados europeos dieron su voto a favor de la admisión de Palestina a la UNESCO en 2011, mientras que cinco votaron en contra, con once abstenciones. Y catorce Estados miembros dieron su apoyo a la admisión de Palestina como observador de la ONU en 2012, con doce abstenciones y un voto en contra. Es evidente, pues, que existen tantas visiones de la política exterior en la UE como Estados miembros.

Pero Europa también cuenta con importantes éxitos. La Unión Europea jugó un papel crucial como mediador entre macedonios y albaneses para la solución del conflicto de 2001. Europa negocia desde 2003 con Irán el programa nuclear y ha contribuido a aprobar sanciones contra el régimen iraní. El papel de los negociadores europeos fue clave para que se repitieran las elecciones en Ucrania de 2004 tras la llamada “Revolución Naranja”. Sin irnos de Europa oriental, fue fundamental la actuación de la UE para la firma del acuerdo de paz entre Georgia y Rusia tras la guerra de 2008 y el posterior despliegue de una misión civil europea para supervisar el acuerdo. Y no podemos olvidar la importancia del papel de la UE como mediadora en el diálogo entre Serbia y Kosovo tras la declaración de independencia kosovar, entre muchas otras misiones que lleva a cabo la UE en cuatro continentes.

Este tipo de actuaciones de la UE ayudan a proyectar al exterior el papel cada vez más global de la Unión, mostrando el éxito del “poder blando”, pero con un “poder duro” en el que pueda apoyarse.

La Unión Europa no puede permitirse ser incoherente en su política exterior si queremos hacer frente unidos a los desafíos del siglo XXI. Podríamos preguntarnos cómo será la Europa de 2030 y cómo actuará para hacer frente a los retos internacionales. Pero el mundo cambia a gran velocidad y su futuro es incierto. Sí pueden percibirse, sin embargo, algunas tendencias sobre el mundo del mañana. Ante los riesgos que nos afectan a todos, el mundo tiende hacia una ciudadanía global y habrá movimientos que la apoyen. La interdependencia entre los Estados y regiones del mundo será más fuerte, y serán las organizaciones regionales las que irán adquiriendo cada vez más peso como actor global en detrimento del Estado soberano. Seguirán surgiendo nuevos polos de poder, y el ascenso de más potencias medias hará evidente esta pluralidad, por lo que la riqueza estará más repartida. Y no podemos olvidar la “asiatización” de la economía y el desplazamiento hacia el Índico y el Pacífico del centro geopolítico en el que se centrarán muchas miradas. No será un mundo en el que el Estado tenga el poder, sino que será un mundo policéntrico, donde adquirirán protagonismo las regiones, ciudades, redes y movimientos (políticos, económicos, sociales, etc.). Esta interdependencia llevará a una sociedad más global, en la que habrá menos pobreza pero habrá nuevos pobres. África verá reducirse su pobreza, pero aumentarán los problemas de marginalización y los riesgos metropolitanos. Muchos defenderán una mayor regulación global (medioambiental, económica, etc.) pero, a la vez, habrá más resistencia a ello. Y, finalmente, se producirá un aumento del poder del ciudadano, del poder individual y de los deseos de éstos para tener más oportunidades en la sociedad, pudiendo canalizar sus opiniones cada vez a través de un mayor número de vías. Ante este panorama, la Unión Europea se verá sometida a la presión de los ciudadanos por la necesidad de solucionar sus problemas cotidianos. Esto acercará la UE a los ciudadanos y, por tanto, habrá más Europa.

El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) deberá servir para garantizar la coherencia y la eficacia de la política exterior europea, sin caer en el riesgo de usar el SEAE con el fin de incrementar los liderazgos nacionales. El SEAE cuenta con los actores y con los instrumentos necesarios, pero carece de una estrategia clara a medio y largo plazo. La UE necesita llenar de contenido estratégico su política exterior, y para ello necesita una visión y una estrategia global, pero sin que la política exterior europea suponga una prolongación de las políticas exteriores nacionales, ni presentar la UE una política exterior como si fuera el 29º Estado de la propia Unión. Además, el equilibrio institucional es difícil de mantener sin una clara definición de competencias entre el Presidente del Consejo Europeo, el Presidente de la Comisión y la Alta Representante. Europa cuenta con instrumentos adecuados para desarrollar una política exterior única. La UE puede, entre otras acciones, firmar acuerdos jurídicos, estrechar la cooperación en numerosos sectores, establecer negociaciones diplomáticas, utilizar sus instrumentos de ayuda exterior y aprovechar los instrumentos con los que se ha dotado de gestión de crisis.

La Unión Europea será un actor global cuando pueda hablar con una sola voz, y para ello, para que la UE pueda reivindicarse como unión también en política exterior, es necesario, como dijo Jean Monnet, que se busque la fusión de los intereses europeos, y no solamente el equilibrio de estos intereses. Y la política exterior no debe ser una excepción.

Anuncios

Acerca de Rubén Ruiz Calleja

Alumnus of the College of Europe (Natolin) - Marie Skłodowska- Curie Promotion 2011-2012.
Esta entrada fue publicada en Unión Europea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué futuro para la política exterior europea?

  1. Villar dijo:

    Es cierto que la UE tiene ese potencial económico, pero tiene muchas carencias de otro tipo. En primer lugar, su política exterior se hace en Washington porque la UE está ocupada militarmente por el Pentágono y subordinada a la OTAN. Algunos dicen que gracias a la OTAN no ha habido otra guerra civil europea como las de 1914 y 1939. Otro elemento nada delesnable es la hipocrecia y los dobles raseros de su élite política, que se dicen democráticos y liberales, cuestionan cualquier forma de gobierno distinta a la europea y claro está, para ellos todo es represión menos la que realizan los cuerpos policiales en las ciudades europeas, sea Londres, Madrid o Atenas.

  2. Guillermo dijo:

    Interesantísima aportación.
    Denota un muy bien conocimiento en la materia.
    Enhorabuena, y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s