Polonia: un ejemplo para la europeización de la Asociación Oriental de la Unión Europea

Autor: Rubén Ruiz Calleja

Polonia ocupa una posición privilegiada para asumir el liderazgo en la Unión Europea con el fin de tratar con la Asociación Oriental. Desde la adhesión polaca a la UE en 2004, es remarcable el papel significativo que Polonia está jugando en la vecindad oriental de la UE, un área donde este país promueve la democratización y la europeización. En realidad, la creación de Asociación Oriental fue una propuesta de Polonia y Suecia (presentada en mayo de 2008 en primer lugar por Polonia con asistencia sueca) para profundizar en la cooperación entre la UE y la vecindad oriental.

Palacio de la Cultura y la Ciencia, Varsovia (Polonia) / Rubén Ruiz

Palacio de la Cultura y la Ciencia, Varsovia (Polonia) / Rubén Ruiz

La Asociación Oriental fue lanzada en mayo de 2009 para Ucrania, Moldavia, Georgia, Armenia y Azerbaiyán. Bielorrusia participaría sólo a nivel técnico, y Rusia sería invitada a participar en algunas iniciativas locales, como la que concierne a Kaliningrado. La Asociación Oriental podría entenderse como una respuesta a la creación, también en 2008, de la Unión para el Mediterráneo para la vecindad meridional.

Ucrania, a pesar de ser un país socialmente dividido entre la parte occidental que mira a Europa, y la parte oriental que prefiere aproximarse a Rusia, los sucesivos gobiernos declaran que el acercamiento a la Unión Europea es una prioridad para Ucrania. Sin embargo, el proceso de reformas transcurre con excesiva lentitud y el Presidente Yanukovich no puede permitirse excluir a Rusia de su agenda, como hemos podido comprobar en la Cumbre de Vilnius en noviembre de 2013, en la que Ucrania no firmó el acuerdo de asociación con la UE. El motivo es que Moscú está intentando atraer a Ucrania a sus planes de incorporarla a la Unión Aduanera de Eurasia. Bielorrusia, la última dictadura de Europa, es también un foco de atención para Polonia por razones geográficas, políticas y económicas: iniciativas que apoyan a la sociedad civil bielorrusa a nivel bilateral o en el marco de la UE tienen el objetivo de cambiar el régimen autoritario de Alexander Lukashenko. Además, se ha adoptado por iniciativa polaca una política europea más restrictiva con respecto a Bielorrusia.

Rusia está intentando restablecer su influencia en el espacio postsoviético y el Kremlin no dudará en usar el “poder duro” para ello, como pudo verse en la guerra entre Georgia y Rusia en agosto de 2008. La influencia rusa en la región representa, pues, un obstáculo para la europeización de la vecindad oriental y esta influencia está incrementándose aunque los gobiernos de la región manifiestan a menudo que su acercamiento a la UE es una prioridad.

Polonia, gracias a su situación geográfica y su modelo de transición a la democracia, tiene una ocasión excelente para liderar la dimensión oriental de la PEV. El compromiso polaco de cara a la ampliación europea a los Balcanes occidentales y a la vecindad oriental es clara, incluyendo Bielorrusia cuando Minsk tome el camino hacia la democracia. Polonia estará implicada en la democratización de todos estos Estados y los guiará en sus transformaciones políticas y económicas. La importancia de Polonia en la vecindad oriental europea es fundamental, y Varsovia continuará jugando un importante papel en esta región, comprometida con las reformas en los Estados orientales y en el sur del Cáucaso en su acercamiento a la UE mediante políticas como la facilitación o la liberación de visados, el desarrollo de intercambios culturales, inversiones, etc.

La creación de la PEV no fue capaz de transformar la vecindad oriental en un área conforme a los objetivos de la UE. La Asociación Oriental es una iniciativa con un marco más específico que la PEV, lo cual facilita tratar con la vecindad oriental. El establecimiento en el futuro de áreas de libre comercio y regímenes de facilitación de visados, así como la perspectiva real de la adhesión si se implementan las reformas necesarias en estos Estados, debería representar un atractivo para esta aproximación hacia la UE. El acceso fácil al mercado ruso y el hecho de pertenecer a un área de libre comercio con Rusia puede resultar atractivo para los países del Este a corto plazo. Sin embargo, la economía rusa está basada, principalmente, en los recursos energéticos. Por ello, los países de la Asociación Oriental deberían darse cuenta de que confiar en la economía rusa podría no ser sostenible a largo plazo, un Estado que utiliza la energía como un arma política. En cambio, una aproximación al mercado de la Unión Europea, la primera potencia comercial del mundo, será más conveniente para estos Estados a largo plazo.

——————————————————————————————-

Este artículo fue publicado previamente en “Miradas de Internacional”:

http://www.miradasdeinternacional.com/2013/12/10/polonia-un-ejemplo-para-la-europeizacion-de-la-asociacion-oriental-de-la-ue/

Anuncios

Acerca de Rubén Ruiz Calleja

Alumnus of the College of Europe (Natolin) - Marie Skłodowska- Curie Promotion 2011-2012.
Esta entrada fue publicada en Unión Europea y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s